Salud para todos

 

Tener como objetivo de garantizar el derecho a la supervivencia, no sólo como derecho a la vida, sino a la vida digna. Si se toma en cuenta este aspecto, el derecho a la vida y a la supervivencia implican mucho más que la asistencia de la enfermedad. El niño y el adolescente tienen también derecho a en una atmósfera sana personal y familiar. La Fundación puso en marcha acciones de prevención de la enfermedad particularmente a través de un control periódico del crecimiento, desarrollo y el estado de salud general.

Durante el último año los niños y adolescentes de la Fundación se beneficiaron de una evaluación de salud, de un control y de una atención permanente, gracias al convenio realizado con la Universidad Autónoma de las Américas y la intervención de especialistas en pediatría, psiquiatría y dermatología.,

La Alcaldía de la ciudad de Pereira se unió al programa de cuidados a la población en situación de discapacidad, desarrollado por la Fundación, con el proyecto de terapia física-discapacidad para las personas que tienen necesidades especiales en el marco de un programa particular del que gozaron 15 niños tres veces a la semana.

El Club de Leones de “Pereira-Monarca” en unión con la Universidad del Área Andina, desarrollaron un programa de evaluación de la agudeza visual de la que se beneficiaron 40 niños y se entregaron las gafas a los que lo necesitaban.

Psicología: En 2013 los médicos especializados de la Fundación procedieron a la evaluación sistemática de los nuevos niños integrados en los programas.

Nutrición: La desnutrición es un problema frecuente entre la población infantil de la ciudad de Pereira a causa del estado precario económico, pero también de la ausencia de costumbres nutritivas sanas que les permiten a las familias distribuir de un modo equilibrado los componentes de su canasta familiar. Nuestro proyecto tiende a mejorar el estado nutritivo de veinte niños, en situación de desnutrición, de allí que les proporcionan los complementos vitamínicas recomendados por los profesionales de la salud. Al mismo tiempo son organizadas sesiones de información para las madres y sus niños sobre aspectos en relación con las costumbres sanas de vida.

Terapia ocupacional: El programa de terapia ocupacional está orientado a incrementar el nivel de autonomía de los niños. En 2013, después de intervención de los médicos especializados de la Fundación, 40 niños necesitaron una intervención y un tratamiento clínico. La supervisión se hace con base en las necesidades y atención de los niños, su entorno familiar, escolar y social.