Enfances 2/32

  • inicio_14.jpg
  • inicio_11.jpg
  • inicio_05.jpg
  • inicio_12.jpg
  • inicio_07.jpg
  • inicio_09.jpg
  • inicio_02.jpg
  • Inicio_06.jpg
  • inicio_15.jpg
  • inicio_10.jpg
  • inicio_08.jpg
  • inicio_13.jpg
  • inicio_04.jpg
  • inicio_00.jpg
  • inicio_16.jpg
  • inicio_03.jpg
  • inicio_01.jpg
  • inicio_17.jpg
  • inicio_18.jpg

La Fundación Enfances 2/32 Francia Colombia, con Personería Jurídica otorgada por el Ministerio de Salud, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - Regional Risaralda, según Resolución Número 194 del 12 de abril de 2002, año en el que oficialmente inicia sus labores y programas por la garantía de los derechos de los niños y las niñas de la ciudad de Pereira. Ha sido un tiempo de gran esfuerzo y solidaridad en el que muchas personas nos han acompañado, aprendiendo con nosotros, ayudándonos a persistir y a mantener fijo el horizonte que le da sentido a nuestras realizaciones.

La Fundación Enfances 2/32 Francia-Colombia, es una institución sin ánimo de lucro, con el objeto principal de garantizar, promover y divulgar los Derechos de la Infancia, tal como fueron enunciados en la Convención Internacional de Derechos de la Infancia y adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y refrendadas en la Constitución Política de Colombia.

Nuestros trabajos son de promoción y protección a la niñez desamparada y en estado de alto riesgo, a través de programas de nutrición, salud, educación, cultura, y preparación para la vida en todos sus aspectos.

Nuestro nombre hace referencia a los artículos 2 y 32 de la Convención Internacional de los Derechos de la Infancia, así:

ARTÍCULO 2. Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la condición, las actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, o sus tutores o de sus familiares.
ARTÍCULO 32. Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social.
 
Por nuestro trabajo con las escuelas de la ciudad y sectores de alta vulnerabilidad, hemos recibido niños y niñas de bajos recursos, en su mayoría hijos de madres cabeza de familia, desplazados y en situación de riesgo, quienes presentan problemas: de salud, desnutrición, visuales, auditivos, retraso escolar, maltrato, trabajo infantil y nulas oportunidades para aumentar su acervo cultural; con ello, la imposibilidad de lograr un desarrollo físico, intelectual, ético y espiritual.
Con este panorama, la Fundación inició su actividad en el año 2002, con 12 niños y niñas implementando un programa para garantizar plenamente sus derechos con acciones de salud, protección, participación y desarrollo, sin excluirlos del medio familiar, sino por el contrario, vinculando a todo su grupo familiar y comunitario. A la fecha, la Fundación atiende de manera directa a 230 niños y niñas y a 20 madres, en un completo programa de formación, enfocado a generar las condiciones para que logren alcanzar un desarrollo sano y feliz. En este sentido nos hemos preocupado por implementar los recursos para que las madres dimensionen su rol social y se conviertan en forjadoras de bienestar para toda la familia.
Con los niños, las niñas, las familias y las comunidades del entorno se desarrolla un completo programa de atención que tiene su núcleo central en el desarrollo de su sensibilidad estética y social, desde las artes plásticas, la música, la literatura, la civilidad y la recuperación de la memoria histórica.